Ismael Benito

Soy doctorando en ingeniería y profe associado en @UniBarcelona. Como buen catalán hago cosas, concretamente en @recercaprecaria, @EUiAUniversitat y @cjbcn.

@ismansiete

1.946

Tweets

871

Siguiendo

500

Seguidores

el Hombre Orquesta

Blog Personal y nada musical de Isman Siete (Ismael Benito)

Hostias en caliente. Política en frío. Curas, siempre.

Reflexión

26 Junio, 2016
Pantallazo

 

Vaya hostia. El nudo en la garganta quiere transformarse en un “mierda de país”, “pirem ja si us plau” entre otras cosas.

Sin embargo, otro nudo interno, que sale con más fuerza, y entristece, ya que si eso fuera así, si saliese por la boca una ridiculización nada sosegada, una burla, un atisbo de moralidad política, sería tirar por la borda esa concepción que tanto queremos en la izquierda (al menos, entiéndase la marxista) de situar como revolucionaria a la clase obrera. Por que sí, señoras y señores algunas personas creemos en hacer la revolución.

Es inevitable, entonces, calmar los demonios internos, respirar hondo y estar triste. Triste, porque uno no puede ser un pro-hombre de negocios de la política, perdón, de la nueva política. De aquellos que no lloran, que no sienten, que analizan y desmontan el quesito electoral, sin que les duela que por aquello que luchamos, a veces, está lejos.

Esa tristeza sin embargo, convive con la firme convicción de que en cualquier momento tomaremos las calles de nuevo, cuando consideremos que es el momento y cuando como personas que hemos defendido tantas veces la revolución, estemos preparadas.

Esa tristeza, que poco a poco, y a base de altas dosis de trabajo de curas mutuo, para no freírnos como pollitos, allí donde trabajamos políticamente, allí donde nos expresamos, y entorno a una discusión sosegada y en frío, dotándonos de un centralismo democrático, nuestras posiciones políticas irán, eventualmente, i en breves, tomando forma.

Y así, volveremos a coger aliento, y fuerza, por que al final no corresponde a esta noche juzgar si hemos fallado o no, si mandamos al traste la capacidad revolucionaria de una clase;  por que al final nuestra fuerza reside en tomar posición de forma colectiva, consiguiendo cada vez, si no es mucho pedir, pasos en positivo de la organización de la clase trabajadora, eso que algunos llaman: la unidad popular.

 
 

Ismael Benito Altamirano.
Basado en Wordpress y Bootstrap.