Ismael Benito

Soy doctorando en ingeniería y profe associado en @UniBarcelona. Como buen catalán hago cosas, concretamente en @recercaprecaria, @EUiAUniversitat y @cjbcn.

@ismansiete

1.926

Tweets

867

Siguiendo

497

Seguidores

el Hombre Orquesta

Blog Personal y nada musical de Isman Siete (Ismael Benito)

El militante que no se siente pollo frito

Reflexión

21 Noviembre, 2015

El pasado jueves fue un día raruno. Raro, pero no diferente, me estoy mal acostumbrando a que noticias como la desbandada de los consejeros de Alberto Garzón, o que de vez en cuando alguna persona cercana diga, con mucho dolor, que lo deja todo y necesita centrarse en su vida. No ayuda el contexto de bilis, y más bilis, en los muros de las redes sociales de personas que considero auténticos referentes, en sus respectivos muros pero en ocasiones, los unos contra los otros.

Y hay algo que llevaba dándole vueltas un tiempo, no sabía como encajarme en todo este mundo de locos que está resultando ser el seno de la izquierda en la que siempre me he sentido cómodo y he trabajado. Creo que tendré que echar mano de la metáfora, desde hace unas semanas se le tiene atribuida, en clave de mucho humor, una frase una camarada de la JCC, sí camarada, en el tono más afectivo que puedo expresar en estas lineas, la cosa iba así, más o menos: Un buen militante es como un pollo frito, duro por fuera y tierno por dentro. La cosa se nos fue hasta de las manos, y Joan Josep Nuet, secretario general de mi partido de referencia, Comunistes de Catalunya debió quedar convencido pues la usó hasta la saciedad en su activa cuenta de twitter:

No sé como exactamente, pero el pasado jueves me vino a la mente tal frase cuando cabiliba, estresado y cansado, sobre tanto desánimo y bilis estos últimos días. Empezaba a asimilar, y no entender, al punto de descomposición al que habíamos llegado, y en mi cabeza no podía entender como ante tal sistema atroz en el que nos encontramos, aparentemente, lo podíamos hacer tan mal. Creo que el problema es de actitud.

He decido que no quiero ser un pollo frito. Cuando se refuerza la corteza externa por que la política es una cosa firme, la política es un concepto de valores, la política es una tarea dura, y esto es un concepto que debe entender el militante, se está diciendo que la política es eso, para los duros por fuera, aquellos y aquellas que están dispuestos y dispuestas a sacrificar por este trabajo. La cuestión es cómo sacrificar. Aquellos que quieren que seamos militantes duros por fuera defienden unos valores concretos, aquello que se estila a llamar la vieja política, pero que es la política de los valores masculinos.

A todos aquellos y aquellas camaradas que habéis decidido no ser pollos fritos, camaradas, por que al fin y al cabo aquellas personas que son referentes para uno, lo son. Solo os puedo decir que vayáis a vivir la vida, que salgáis (y salgamos) de esta paranoia que supone hacer política en una democracia burguesa, id y salid de fiesta, id y tened amigos más allá la política, id y follad más allá, id y discutid de como solucionar el mundo una tarde y la otra de como pasarte el Fallout 4, id y sentid la música del bar esa noche, id y mirad a los ojos a vuestras familias, id y enterneceros, id y empaparos de lo que sois, id y luchad en vuestra vida diaria por cerrar todo aquello que quedó pendiente, pero sobretodo, id y trabajad cada día vuestras contradicciones, sentidlas a flor de piel.

Sin embargo, os pido que no os vayáis muy lejos, cada vez que sintáis vuestras contradicciones, cada vez que los problemas vengan, cada vez que lloréis por que algo no salió bien, cada vez que la fustración pique a la puerta. Cada una de esas malditas veces, recordad que eso toca superarlo y solidificadlo en lo más profundo de vuestro ser, para poder seguir proyectándolo hacia fuera, cada una de las experiencias, cada una de las luchas, cada centímetro cúbico de contradicción, de nervios, va conformando la firme voluntad de trabajar por un mundo más justo, la firme idea de que podemos cambiar algo de este mundo de locos.

Salid ahí afuera, y sentid que hay cosas que no están bien, preguntad, hablad, discutid, sed tan blanditos, tan humanos, tan achuchables, que la política no sea cosa de señores en despachos, sino algo permeable a la sociedad, a la clase trabajadora, que sus contradicciones sean permeables a vosotras, que entren tan adentro que a veces duelan, pero razonad sobre ello, estudiadlo y aprendedlo. Y sobretodo, volved. Organizaos, y a demás, por suerte o desgracia, es urgente.

Necesitamos que cada día se abra y se cierre el ciclo, que vayamos y que volvamos. Cada día más blandos por fuera, cada día mas duros por dentro. Cada día más fuera, cada día más organizados.

  

Ismael Benito Altamirano.
Basado en Wordpress y Bootstrap.